Infoxicación y consejos de uso de sindicación de contenidos (RSS)

Hago un alto en el camino de las entradas habituales del blog para hablaros de alguna de las herramientas que utilizo para trabajar con el blog y para mantenerme al día. Quizás a much@s de vosotr@s os resulte materia conocida, aunque tal vez encontréis algo que os pueda resultar útil, pero sé que algun@ de l@s que os habéis acercado por este joven proyecto os habéis preguntado por el tiempo que me lleva y la forma de localizar algunas de las informaciones comentadas.

Web 2.0 y sindicación de contenidos (RSS)

En la imagen superior aparecen esquematizadas las diferencias entre la web 1.0 y la web 2.0:

-la primera está formada por las páginas web que podríamos denominar tradicionales: alguien prepara el contenido (webmaster) y l@s usuari@s interesad@s acceden al mismo a través de su página. La información, de carácter más bien estático, fluye en una sola dirección.

-en el segundo caso, el de la también denominada web social, la interacción es mayor; l@s usuari@s dejan de ser mer@s espectadores y pasan a convertirse también en creadores/as; se crean colectivos más o menos numerosos en torno a intereses comunes compartidos. Es el caso de redes sociales (algunas de las más conocidas, pero no las únicas… Tuenti, Facebook o Twitter), de la Wikipedia, de los blogs o de los feeds… La información se convierte en dinámica y fluye de forma bi o más bien multidireccional.

La multiplicación y dispersión de información en Internet crece a un ritmo exponencial. A riesgo de ofrecer datos obsoletos, merece la pena ver este vídeo de 5 minutos que ya tiene un año sobre la sobrecarga de información (está en inglés, pero nos ofrece buena idea de lo que hablo):

Una de las formas de hacer frente a esta sobrecarga de información (hay quien habla ya de infoxicación) es filtrar lo que nos ofrece la web en función de nuestros intereses. Los programas agregadores de contenidos nos permiten seleccionar aquellas webs que actualizan sus contenidos de forma periódica para recibirlos de forma centralizada sin tener que ir a pescarlos a cada una de dichas webs, lo cual nos ahorra muchísimo tiempo y esfuerzo. Páginas de periódicos, blogs… pero también revistas científicas pueden así ser redirigidas hacia nuestro centro de operaciones. Uno de esos programas agregadores de contenidos (también conocidos como feeds o por las siglas RSSRDF Site Summary o Rich Site Summary-) es Google Reader, pero también existen otros como My Yahoo, Bloglines o Netvibes; también existen programas de escritorio con similares funciones: FeedReader (para Windows), NetNewsWire (para Mac) o Liferea (para Linux)

Y como una imagen vale más que mil palabras, os dejo con dos explicaciones mucho más gráficas, de sendos compañeros de profesión. El primero no necesita presentación para quien haya leído algún contenido previo de este blog, se trata de Cristóbal Buñuel, editor de Pediatría basada en pruebas y coeditor de la revista electrónica gratuita Evidencias en Pediatría. El segundo, Carlos Cuello, pediatra mexicano, director del Centro de Medicina Basada en la Evidencia e investigador clínico y coautor junto a Giordano Pérez Gaxiola de Sin Estetoscopio

Uso y abuso de los agregadores: ¿es posible racionalizar el uso?

Si habéis llegado hasta aquí y os habéis animado a probar alguna de las opciones comentadas, probablemente experimentéis un gran alivio inicial, por el tiempo y energía que habéis comenzado a ahorrar. Pero también es posible que algunas semanas, meses o años después os encontréis con una situación similar… en estos momentos, en mi cuenta de Google Reader hay por encima de las 220 fuentes agregadas… lo cual puede conducirnos al siguiente ciclo de frustración y estrés. Aquí es donde una buena organización de todo el material de lectura puede jugar un papel crucial.

En otros programas no lo sé, pero al menos en Google Reader es posible organizar las fuentes (webs agregadas) en un sistema de carpetas. Supongo que la tentación inicial de la mayoría es agrupar por temas, pero tal vez no sea lo más práctico de cara a manejar o procesar todas las actualizaciones entrantes. No sólo eso, sino que además Google Reader permite incluir una fuente en carpetas distintas, así que en estos momentos mantengo un doble sistema de carpetas, temático por un lado, y de relevancia o interés de lectura por otro (no todas las webs de un mismo tema poseen igual relevancia…). Este segundo sistema de carpetas consta de:

1) elementos de obligada lectura,

2) elementos de lectura si es posible (fundamentalmente si he tenido tiempo de leer los del primer apartado),

3) elementos interesantes, y

4) elementos de interés más escaso.

Esta idea (si mal no recuerdo leída por primera vez a J. M. Bolívar en Óptima Infinito, concretamente en Organiza tus feeds con eficacia) me permite irme deshaciendo de contenido no leído (¿acaso no tiras el periódico hasta que has leído todas y cada una de sus páginas?). En el caso de Google Reader, además, existe la opción de recuperar información (leída o no) a través de su buscador, motivo que me lleva en ocasiones a no deshacerme de alguna de las fuentes a las que estoy suscrito.

¿Y para el blog (especialmente las recopilaciones de los viernes)?

Pues en la línea de lo que comentaba ayer mismo Miguel Ángel Manyez en su resumen del quince, Nuestra mecánica de trabajo es sencilla (…): favoritos de Google Reader (toda entrada que nos llama la atención, la marcamos con la estrellita).

Espero que algo de todo esto os pueda resulta provechoso. Como siempre, se agradecen vuestros comentarios y/o aportaciones, 😉

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Infoxicación y consejos de uso de sindicación de contenidos (RSS)

  1. A mi me gusta más hablar de OBESIDAD de información; pero si, es evidente que está llegando a un extremo en el que tanta información es tan tóxica como la mala información.

    Entrada útil para cualquiera, siempre viene bien que te resuman lo que crees conocer a cachos.

    • La cuestión es, efectivamente, y en gran medida, cuánta de esa información es útil/relevante en la práctica, es decir, cuánta aplicamos… Esto sirve para todos los aspectos de la vida, y la práctica sanitaria no se escapa a esta premisa…

      Saludos, gracias por asomarte y comentar por aquí, 😉

  2. Yo suelo usar también esa clasificación de Bolivar sobre los feeds, pero tengo dos problemas:
    – Cuando doy de baja un feed (el miedo a perderte la noticia del año!)
    – Los feeds en ingles

    Para lo segundo, y ya que estoy suscrito a varios blogs y webs en ingles, suelo leer el Reader como Mostrar lista, así veo el título y si me llama la atención, amplio. Es bastante util

    Gracias por la cita! La verdad es que mucha gente me preguntaba tambien a mi como podia hacer el resumen, y la verdad es que es sencillo (pero laborioso, eso sí).

    Saludos!

    • Hola, Miguel:

      -en relación a la primera cuestión que planteas, creo que una opción sería el pasar esos feeds menos interesantes a la categoría de interés escaso; a medida que otros ascienden en la escala de interés irán haciendo probablemente que no formen parte de tu lectura habitual (uff, bastante tenemos a veces con revisar la categoría de obligada lectura, ¿no?). Pero al menos eso te permite conservar la fuente a la hora de realizar búsquedas.

      -en relación con lo segundo que comentas, bueno más bien con la cuestión que pones encima de la mesa de la agilidad en la lectura, además de la opción que comentas (listado, vistazo de titulares), otro aspecto clave (en estos programas y en otros que usemos con asiduidad) es conocer -y usar, claro está- los atajos de teclado, al menos los más frecuentes, lo que nos permitirá ahorrar muchísimo tiempo, todo el que consumen los viajes de la mano entre el teclado y el ratón. En el caso del Google Reader, la posibilidad de marcar como leídos artículos de los que sólo has visto el contenido (“m”), desplazarte por la vista en lista (“n” y “p”), ir abriendo artículos (“j” para abrir el siguiente, “k” el anterior…), marcar como favoritos (estrella, “s”)… creo que son básicos y muy útiles. Además, muchos de estos atajos de teclado son compartidos por otras aplicaciones Google (GMail…), lo mismo que otros atajos (Ctrl-C, Ctrl-X, Ctrl-V para copiar, cortar y pegar respectivamente; Ctrl-A ó Ctrl-E para seleccionar todo el texto…) son compartidos por aplicaciones de Office u otras…

      Un honor tenerte por aquí. Seguimos en contacto en las redes… 😉

  3. Pingback: En-red-ando con crí@s… (15) | Hij@s de Eva y Adán

  4. Pingback: 6 meses de Hij@s de Eva y Adán | Hij@s de Eva y Adán

  5. Pingback: Recursos (farmacoterapéuticos) en la red | Hij@s de Eva y Adán

  6. Pingback: Hace un año (agosto 2010) | Hij@s de Eva y Adán

  7. Pingback: Twitter desde un principio, por principio | Hij@s de Eva y Adán

  8. Pingback: ¿Cuántos esclavos trabajan para ti? | Hij@s de Eva y Adán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s