Acerca de Hij@s de Eva y Adán

Tras haber sufrido la experiencia de los campos de concentración nazis, Viktor Frankl recogió en El hombre en busca de sentido los motivos por los que no siempre l@s más apt@s físicamente fueron capaces de sobrevivir y sobreponerse a dicha experiencia. Culmina su obra afirmando que hemos llegado a saber lo que realmente es el hombre. Después de todo, el hombre es ese ser que ha inventado las cámaras de gas de Auschwitz, pero también es el ser que ha entrado en esas cámaras con la cabeza erguida y el Padrenuestro o el Shema Yisrael en sus labios.

Los arquetipos de Caín y Abel representan a esos dos polos en el comportamiento del ser humano. Pero también quieren simbolizar a esa descendencia despojada del paraíso sin méritos propios. Descendencia por la que sufre su madre, en la figura de Eva, obligada en tantas partes del mundo a dejarse la vida y partirse el pecho para dar a luz y sacar adelante a su prole en las mejores condiciones posibles. Adán no siempre ha sido el mejor compañero de viaje.

Hombres y mujeres a lo largo y ancho del mundo han decidido unir sus destinos al de est@s.

Hij@s de Eva y Adán quiere acercarse y rendir humilde homenaje a estas realidades de solidaridad y compromiso con quienes han sido desprovistos de recursos y capacidades de supervivencia y desarrollo en condiciones dignas.

Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles (Bertolt Brecht)

En este camino, la pretensión es cuádruple:
-aprender.
-divulgar.
-sensibilizar.
-compartir.

Y todo ello a ser posible sin convertirlo en una carga sino en algo placentero y gratificante.

¿Te apuntas?

PS: si necesitas ponerte en contacto con el blog, además de los comentarios puedes usar la siguiente dirección de correo-e:

Anuncios